Insisten por urgentes soluciones ante problemas de humedad en la escuela técnica de San Carlos

El tema llegó a la Junta Departamental de Maldonado a través de la edila nacionalista Magdalena Zumarán.

La escuela técnica de UTU en San Carlos presenta serios problemas de humedad que han sido denunciados insistentemente en las últimas semanas. Mesas de votación previstas para el pasado domingo 30 de junio en el centro educativo, no pudieron habilitarse.

Magdalena Zumarán, apoyada en un video de una entrevista a un integrante de la Comisión de Padres de la escuela técnica de San Carlos, sin preámbulos dijo que el edificio “se llueve y esa agua, además, cae arriba de la parte eléctrica”, lo que provoca una serie de cortocircuitos.

Los padres nos transmitieron que las paredes, cuando las tocan, dan electricidad, pero, increíblemente, si no mandan a los chicos a estudiar, les ponen falta; o sea, el riesgo es impresionante”, agregó Zumarán al tiempo de dar a conocer una carta enviada al Consejo de UTU por parte de los padres.

La carta, presentada el 22 de junio, está firmada por integrantes de la Comisión de padres que, “deseamos informar que dados los reiterados inconvenientes que se han venido suscitando en el correr del año, tanto de entrada de agua en el salón 2 y problemas en el sistema eléctrico…”, no se han recibido respuestas.

…Ante la situación, sin tener soluciones definitivas, es que ponemos en conocimiento de ustedes que se les da un plazo hasta el próximo 15 de julio para que cuando lleguen los estudiantes encuentren los contenedores instalados adecuadamente, que no se lluevan y estén en condiciones decorosas”.

Se deja claro también que los techos se deberán arreglar de cero, sin parches. De lo contrario se tomará la escuela, dándose información a los medios locales y nacionales, además de la difusión por las redes sociales, etc”, agrega la carta en la que se reitera el pedido de “una respuesta y solución urgente…”.

Según Magdalena Zumarán, días después “se mandaron un electricista y un sanitario que cambiaron, según me informaron, un enchufe y una térmica de todo eso que vieron ahí, que además tuvo que ser pagada por la Comisión de Padres”, pero la situación no varió.

Los técnicos hicieron un informe dirigido a AFUTU (el gremio de los funcionarios de UTU), a la Comisión de Padres y a las autoridades, en el que señalan que, “luego de observadas las instalaciones y reparadas las llaves con contenido de humedad, la instalación eléctrica de la totalidad de la escuela no representa ningún tipo de riesgo para las personas, contando con todos los elementos de seguridad correspondientes funcionando”.

La edila agregó que ante tal situación de riesgo, la Corte Electoral decidió no habilitar en ese centro educativo los circuitos de votación previstos para la instancia cumplida el domingo 30 de junio, tras una carta elevada por las autoridades locales a las nacionales responsables de los comicios.

Zumarán dijo que se espera que durante las vacaciones de julio se realicen las mejoras reclamadas y se instalen contenedores para el dictado de clases, “y que se proceda, de una vez por todas, a arreglar, no poniendo parches sino haciendo un arreglo de fondo en los techos y en la instalación eléctrica del local”.

Alertó que “no se necesita ser muy experto para darse cuenta de que si hay cortocircuitos y si la pared tiene electricidad, no se puede ir a estudiar a ese lugar y, si se llueve como afuera, tiene que hacerse un arreglo en los techos. Si se inunda un salón, como describía el padre, no se puede estar estudiando en ese lugar”.