Anunciaron que Nordex volverá a abrir una planta automotriz en la ciudad de Pan de Azúcar

Nuevamente se genera expectativa en la población de Pan de Azúcar y zonas cercanas, tras el anuncio de que la firma automotriz Nordex abriría una planta en esa ciudad. A lo largo de los últimos 40 años, hubo varias experiencias que fracasaron.

La noticia se conoció durante una entrevista de Subrayado al presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, quien dijo que habrá buenas noticias para Pan de Azúcar, ya que hay “posibilidades de la industria automotriz otra vez”. La última experiencia de la industria en esa ciudad data de 2011.

“Nordex es una empresa que tiene una tradición de armado de autopartes y ahí hay una inversión interesante que se está gestando en estos días que creo que puede ser bien interesante”, dijo Javier Miranda en referencia a la posibilidad de que esta empresa reabra en Pan de Azúcar.

“Es lo que todos queremos, trabajo y educar a nuestros hijos; esa es nuestra vocación. Entonces si hay fuentes de trabajo sea UPM, sea Nordex, sea un emprendimiento de éste tipo, bueno, el fenómeno del turismo que en esta zona lo vivimos mucho, significa oportunidades de trabajo para nuestra gente y hay que apostar a eso”, agregó.

Aquellos ómnibus

Pan de Azúcar tiene una larga historia en la industria automotriz, desde que operara muchas décadas atrás Mar y Sierra, y posteriormente la argentina Fiat Iammsa adquiriera todas las instalaciones, para permanecer por muchos años armando sus líneas de coches y camiones (Leoncino).

Posteriormente y en forma sucesiva otras firmas trabajaron en ensamble y fabricación de autopartes, aprovechando la mano de obra calificada de la zona y la maquinaria y depósitos instalados en la ciudad, aunque ninguna permaneció operando durante demasiado tiempo.

La última experiencia de la industria automotriz en Pan de Azúcar, data del año 2011 cuando la empresa argentina Tatsa inició la fabricación de ómnibus urbanos de piso bajo destinados a la exportación. Llegó a armar una veintena de unidades que nunca se supo que destino tuvieron.

Tras una inversión inicial de US$ 1,5 millones, Tatsa (Tecnología Avanzada en Transporte S.A.) puso en marcha en Pan de Azúcar una planta industrial, en sociedad con Nordex para el uso de sus instalaciones industriales. En su plan de negocios, proyectaba armar más de 700 ómnibus anuales para el 2013.

Ahora Compártelo!

Dejar respuesta