Crónicas del Pago Chico: Pan de Azúcar durante 1991

0
190

Revisar así, a vuelo de pájaro, el acontecer regional durante 1991, no es tarea fácil, lo que intentaremos en este breve espacio, es destacar algún suceso que a criterio del cronista, revele una importancia mayor para el progreso de nuestras comunidades.

Es útil recordar, además, que los hechos puntuales han quedado registrados en nuestras páginas (del semanario Zona Oeste) a través de nuestra aparición sabatina.

Sin más preámbulos, decimos que, evidentemente, en 1991, hay una fecha histórica que puede compararse a aquellas en que llegó a Pan de Azúcar el agua potable, o la energía eléctrica. Y no es exagerado desde ningún punto de vista ya que estamos tan cerca de ese acontecimiento que no tenemos la perspectiva necesaria para evaluar su importancia.

Ya lo registramos, pero lo hacemos nuevamente: 2 de Setiembre de 1991, se pone en marcha la obra de saneamiento de Pan de Azúcar, un hito fundamental en la joven historia de 117 años de nuestro «pago chico».

En este año, se pone en funcionamiento efectivo la Junta Local, un órgano fundamentalmente deliberativo, pero que hace, a través de la participación de los vecinos, a un acendrado sentido democrático enraizado en nuestro ser nacional.

La expectativa que generó, una vez más, la posibilidad de la creación del Parque Industrial, nuevamente abortada, para un medio que necesita imperiosamente la creación de fuentes de trabajo para el lugareño y para la gente que llega desde todo el país.

El déficit habitacional, un mal que viene creciendo desde hace 10 años y que se agrava año a año, sin que las autoridades planifiquen proyectos concretos y a corto plazo para aliviar una situación que, sin pecar de exagerados, es dramática.

En ese plano, está en que seguramente para 1992 comenzarán las obras del complejo habitacional de la cooperativa «!9 de Junio», sobre la calle Rincón, de 28 viviendas, mientras que otras tres cooperativas continúan sus gestiones para plasmar en realidad el sueño de la vivienda propia.

Pero insisto, las autoridades departamentales y nacionales deben poner en práctica en Pan de Azúcar proyectos como aconteció con el INVE 20 años atrás, como manera de lograr un desarrollo regional que el déficit habitacional está deteniendo.

Este año si, se conoce que obras como la Terminal de Ómnibus y el polideportivo, seguramente comenzarán a construirse, junto a las obras del abasto municipal, hechos concretos que irán pautando el desarrollo de Pan de Azúcar, aunque el tema de la Terminal de Ómnibus ha ido generando alguna polémica aún no terminada.

También se contó con la iniciativa promovida por el Rotary Club local en torno a la posibilidad de la construcción de una piscina, agregándolo al proyecto del polideportivo en el parque Juan Zorrilla de San Martín.

En este breve e incompleto raconto, queremos hacer un apartado para mencionar el brillo que logró el festejo de los 20 años de la fundación de la Cooperativa de Viviendas Leonardo Olivera, COLEOL.

Debe agregarse a estos apuntes, el tesonero trabajo de la Sociedad de Fomento Rural, creadora de un interesante proyecto que, a través de un préstamo del BID de 500.000,00 (quinientos mil dólares americanos), estaría apoyando a cientos de productores de todo el departamento.

La ampliación de la Escuela 6 a través de la donación de un terreno lindero y posterior firma del convenio con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

El comienzo de las tareas de la destrozada ruta 37 que une Pan de Azúcar con Piriápolis, y que, seguramente culminarán el año próximo.

Es notorio el crecimiento de Pan de Azúcar hacia el noreste pero también ese crecimiento se registra hacia la Estación de AFE.

Es muy probable que además, en el plano de los centros docentes, que en 1992 se concrete la aspiración de la ineludible ampliación del Jardín de Infantes Público ante el crecimiento de la población escolar que allí se registra.

Muere 1991. 1992 está allí, en un brindis a la vuelta de cualquier esquina. Para nosotros, que cumplimos 6 años de estar en la consideración pública, y para todos, los desafíos están aguardándonos.

Allá vamos con la fe inquebrantable de cumplir nuestro destino.

Publicado originalmente en Semanario Zona Oeste el sábado 21 de Diciembre de 1991

Reproducido en el Libro «Crónicas del Pago Chico» de Alfredo Moyano DISPONIBLE PARA SU COMPRA EN PAPELERÍA CENTRO EN PAN DE AZÚCAR, Felix de Lizarza entre Ituzaingó y Rincón, Teléfono 4434 6377