Crónicas del Pago Chico: 40 años de Enseñanza Técnica en Pan de Azúcar

“Por las manos baja el alma a las cosas”, frase construida en hierro forjado, letra gótica, en el taller a cargo del maestro carolino en esta disciplina Hugo Benitez en la década del 60′ y que ubicamos sobre la pared, encima de la puerta del taller de carpintería de la escuela Técnica “Agrimensor Julio O. Rubio” de Pan de Azúcar.

Máxima sabia si las hay, porque de allí y de otras aulas de este espacioso centro docente, dependiente de la Universidad del Trabajo, han surgido artesanos que son un lujo para la región y el país.

Fundada el 30 de agosto de 1953, ya próxima a cumplir los 40 años, la entonces denominada Escuela Industrial, también se llamó Centro Docente Urbano y Escuela Industrial Politécnica, movimiento que promovió su creación, surgió de la Asociación de Fomento Rural y en la inquietud de los vecinos Armando Goicoechea, Juan Ángel Pereira, Enemencio Díaz, Héctor Albónico, Enrique Laferranderie y el Esc. Haroldo Pi.

Cabe destacar que este grupo de vecinos, más otros que apoyaron la iniciativa, contó con la adhesión del entonces Diputado Tomas Brena, quien, según datos que hemos podido recabar para esta crónica, hizo la mayor parte de la gestión.

En 1960 un ganadero de la zona, el Agrimensor Julio Rubio adquiere el local junto a 3.000 metros cuadrados de terreno, donándolo a la Universidad del Trabajo.

Fuero ndirectores: José María Barreto, Heriberto Quijano, Héctor Albónico, Américo Szogui Farkas, Wilson Caitano, Nelda Olid de Cardozo, Irma Márquez, Oribal Mancebo, Jorge Aicardi, ADolfo Isasa, Ethel Moreira de Gutierrez, Miguel Ángel Díaz y, actualmente Diosma Lemes de Martínez.

Como dato singular y curioso, debe destacarse que desde su fundación y es el único, continúa desempeñando funciones hoy Héctor Llamoza; mientras que María C. Rodriguez de Sención, tiene 36 años de actividad, la que también hoy, continúa desempeñando.

LA REALIDAD DE HOY

Desde allí hasta aquí, mucha agua ha corrido bajo los puentes. El viejo edificio fue ampliado, remozado, ahora mismo se está haciendo diferentes obras, y sigue, y eso es lo realmente trascendente, forjando artesanos que ingresan rápidamente al mercado laboral.

Ocupa actualmente la dirección del centro la Profesora Diosma Lemes de Martínez, y con ella estuvimos abordando el tema de las obras que se vienen encarando, los cursos que se dictarán allí en el presente año y el movimiento inscripcional.

¿Cuáles son las obras que se vienen cumpliendo en la Escuela Técnica?

Se han hecho impermeabilizaciones de azoteas, aproximadamente ciento veinte metros de impermeabilización, en este momento están realizando picado y revoque de cielorraso de esas azoteas, luego se hará el retoque de pinturas por supuesto y queda por hacer.

Se va a hacer también en esta etapa, el cambio total de los techos del taller de carpintería, las obras empezaron en Enero, es un dinero que se recibió por UTU, aproximadamente unos cinco mil quinientos dólares, y estamos tratando de hacer lo que teníamos como prioridad y lo cual ya lo habíamos anunciado precisamente a través suyo.

Y las obras pueden estar culminando ¿Cuándo?

Para fines del presente mes de febrero están terminadas según los contratos que hicimos.

Directora, en lo que tiene que ver con los cursos ¿cuáles se van a dictar aquí en el año?

Hay un muy bien ritmo inscripcional para ciclo básico, primero, segundo y tercero, en formación profesional que no necesita tener ciclo básico aprobado, sino solamente con Primaria se puede anotar en Corte y Confección, Belleza, Carpintería, Cocina, Manualidades decorativas, Mecánica automotriz, en Educación profesional – que tiene que tener ciclo básico terminado – estamos dictando Auxiliar Administrativo Contable Calificado, Mecánica automotriz si hubiera inscripciones, Carpintería, Electricidad y con el curso de Cocina aprobado el Taller de Confitería.

Hay un curso móvil de Dibujo en Piriápolis, y Encuadernación y Grabado en Cuero, se está llamando a inscripción a ver si conseguimos un grupo y armar un curso nuevo.

Esto nos da la pauta y empuja de la importancia que ha adquirido la enseñanza técnica.

Si, realmente la enseñanza técnica ha cobrado la importancia que tiene que tener entre nuestra población, y es de destacar que en estos momentos estamos recibiendo mucha ayuda de las autoridades, en cursos de perfeccionamiento de docentes, en materiales, en herramientas, se está hablando que podríamos tener en nuestra Escuela una sala que se llamaría “Galileo 2000” que es un laboratorio modelo que se traería desde España.

¿Se preparan festejos ya en el marco de los 40 años de fundación?

Si, claro que si, mire, yo digo que hay dos formas de festejarlo y es, arreglando el edificio, manteniéndolo y proyectándonos al medio, estamos planificando algo así como una actividad por mes, vamos a ver que hacemos con las comisiones respecto costumbre en el curso de belleza, pero con alguna otra novedad que le puedo asegurar que va a llamar la atención.

APUNTES FINALES

La enseñanza técnica es la mejor opción para los muchachos” nos decía hace poco tiempo la Consejera de la Universidad del Trabajo del Uruguay, Fanny Arón y, a la luz de resultados excelentes, es una buena señal que los padres deben evaluar a la hora de decidir educación y que preparación quieren para sus hijos.

Todo un amplísimo espectro de posibilidades se les abre y hay que reflexionar muy bien preparar a los jóvenes para un mañana lleno de desafíos y de responsabilidades de cara al MERCOSUR.

Por las manos baja el alma a las cosas” y allí está admirablemente sintetizado, el noble y próspero camino del artesano forjado en la enseñanza técnica.

Publicado originalmente en Semanario Zona Oeste el sábado 20 de Febrero de 1993

Reproducido en el Libro “Crónicas del Pago Chico” de Alfredo Moyano DISPONIBLE PARA SU COMPRA EN PAPELERÍA CENTRO EN PAN DE AZÚCAR, Felix de Lizarza entre Ituzaingó y Rincón, Teléfono 4434 6377

Ahora Compártelo!

Dejar respuesta